martes, 12 de junio de 2012

137 años del nacimiento de William H. Phelps

El 14 de Junio de 2012, se celebra un año más del nacimiento de William Henry Phelps (137 años) y para recordarlo preparamos esta nota con la contribución de dos amigos de las aves, observadores e ilustradores. Por mi afición a las aves, reviso constantemente la Guía de Aves de Venezuela, obra de William Phelps. Su colección de aves (en un museo que lleva su nombre), nos muestran el trabajo de las distintas colectas que realizó por todo el país a través de sus viajes, con el objeto de profundizar en el estudio de las avifauna venezolana. Tamaña obra no pudo levantarse en dos días. Su trabajo y su conocimiento es notable, extraordinario. A Phelps le tomó años construir la información de las aves venezolanas, no sólo por los viajes que realizó a través del país, sino por su propia historia personal. Vino a Venezuela a resolver una incógnita científica de distribución de aves en 1896 específicamente a Maturín, y regresa en 1897. Se hace nuestro casandose con una venezolana, construye y hace empresa en el país y hacia sus 70 años, logra regresar a la ornitología. Una vida con no menos escollos que superar. Un libro interesante que recomiendo leer para conocer los relatos de sus viajes es “El Viajero de las Aves” del historiador José Angel Rodríguez, editado por la editorial del diario El Nacional en el año 2006. 

Alejandro Grajal: Ornitologo, illustrador y observador de aves
Nunca conocí personalmente a William Phelps (aunque si conocí a la Sra. Kathy), y sin embargo creo que me influyó de varias maneras: Primero, en su rol de autor y editor de la Guía de Aves de Venezuela, que fue un libro que marcó pauta en el Neotrópico. El libro estaba exquisitamente bien hecho. Las ilustraciones eran tan buenas como la mejor guía internacional. Los textos eran claros y precisos. Tenía un tamaño y formato fácil de usar y llevar. Hizo que observar y conocer aves en Venezuela fuera posible para todos. La segunda manera como me influyó fue su curiosidad científica. La sed de explorar Venezuela, sus expediciones a sitios remotos y desconocidos. He tenido la suerte de visitar algunos de esos sitios y eso ha aumentado mi respeto por esas expediciones y descubrimientos. Finalmente, la colección ornitológica Phelps es una de las joyas de información sobre biodiversidad en Venezuela. Mantenida con esfuerzo y dedicación, sigue siendo el marco de referencia de colecciones temáticas en Venezuela. Creo que es propicio celebrar la labor de un gran venezolano como William Phelps. 

Gustavo Jiménez: Zoólogo, ilustrador-observador de aves
Lo que estudian las aves, las identifican, las sienten, las pintan, necesitan cierto financiamiento para poder conocerlas, lo digo en el sentido de poder recorrer el país para estos objetivos. Phelps acumuló suficiente dinero para poder continuar sus estudios de la avifauna de Venezuela, sin ese esfuerzo estuvieramos en pañales todavia. Personalmente, inicie mi primeros contactos con las aves sin haber conocido a Willian H. Phelps hacia el año 1978, su publicación "Una guia de las Aves de Venezuela" del año 1979 le dio un buen impulso a lo que seria a mi larga carrera ornitologica, el realmente fue una gran inspiración. Anteriormente ya conocia el libro de Chandler S. Robbins. Una guia de campo para la identificación de las aves de Norte America, me gustaban mucho las ilustraciones de Arthur Singer, una maravilla, pero luego me fascinó las de Guy Tudor del libro de aves de Venezuela. Pude leer alguna historias sobre el señor Phelps cuando vino por primera vez a Venezuela en el año 1896 para resolver un problema de su tesis. Y luego quedó enamorado de la exuberante paisaje que después de graduarse en 1897 decidió regresar, pero por falta de dinero y no poder hacerse rico tuvo que regresar a su pais de manera de hacerse un gran empresario el cual tuvo que pasar 40 años sin poder vincularse con sus preciadas criaturas. Que mas pudieramos decir... creo que la Colección Phelps es el museo ornitologico mas completo del país. En su regreso en el año 1937 financió la expedición al Auyantepuy en la Gran sabana para el Museo de Historia Natural de Nueva York y a sus 70 años. 
Entrevista: Rosa Elena Albornoz (@rosaelen)
Arte: Edgloris Marys (@edgloris)
Siguenos en twitter @ysiempreverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tus comentarios!