domingo, 13 de abril de 2014

La partida migratoria


Golondrina Risquera -Cliff swallow
En un tendido eléctrico descansaban cientos de miles de Golondrinas Risqueras que en horas, partirían en su viaje migratorio a San Juan de Capistrano en California, Estados Unidos. Para muchas golondrinas este sería su primer viaje a través de centro América, por lo que el temor al no saber afrontar los vientos y fluir en su vuelo con el calor de las termales, paralizaba sus pequeños músculos y su mente tan sólo pensarlo.

Frente al tendido eléctrico en medio de un pequeño bosque de galería,  esperaban igualmente para partir las Reinitas Rayadas, quiénes muy inquietas subían y trepaban los árboles, buscando qué comer. Ya la hora de partir se acercaba y no iban a tener otro sitio donde reponer fuerzas y descansar. Estas reinitas volarían sobre el mar Caribe, las Antillas y llegar el este de los Estados Unidos.

Muy asustados ambos pájaros se encontraron tomando agua en el río que estaba en frente hasta que una le dijo a la otra
-¿Es tu primer viaje por el mar Reinita Rayada ? preguntó la Golodrina Risquera
-Si es el primero. Y tengo miedo porque no sé si sé podré volar a la velocidad que alcanzan los adultos. Además viajamos de noche durante 50 horas sin parar teniendo debajo de nuestro cuerpo sólo agua salada, hasta conseguir la primera isla donde detenernos.

Reinita Rayada Blackpoll warbler
La Golondrina Risquera le contestó:

- Bueno para nosotros es un poco más fácil porque viajamos en grupos numerosos y el primer vuelo siempre da miedo y temor.  Si quieres,  te puedes unir a nuestro grupo y llegar a Estados Unidos por la por América central. Es fácil. Irás con mas confianza en ti. La salida es mañana en la mañana, de los alambres del tendido eléctrico.

Al llegar a los arbustos, informaron a las Reinitas Rayadas que esa noche se realizarían vuelos de prueba. Los mas juveniles probaron sus alas y aprendieron la técnica de vuelo batiendo sus alas hasta 20 veces por segundo. Los instructores, los mas viejos se aseguraron que todos aprendieran la técnica. La técnica era sencilla, lo que no sabía era cómo se podía cruzar tanta agua sin ahogarse. Todavía sentía miedo.

Al amanecer vió como comenzaban a salir en grupos numerosísimas Golondrinas Risqueras y los alambres iban quedando vacíos.  Salían batiendo las alas poderosisimamente.  Asi se iban volando, sin mirar atrás. Avanzado el día, el mas viejo del grupo de las Reinitas anunció la noticia de la partida migratoria y que el propósito era volar al unísono. Nuestras amigas Golondrinas partieron  hoy para San Juan de Capistrano allá buscaran hacer nido y familia. Nosotros las Reinitas Rayadas, llegaremos a  Nueva Scotia donde igualmente buscaremos hacer nidos y tener nuevos hijos entre nosotros. Batan sus alas 20 veces por segundo, y en grupo superaremos esta larga noche y largo día. Juntos lograremos atravesar el mar.

Se quedó mas tranquilo con la información y sin darse cuenta, llegó la hora de partir, momento en que abrió sus alas, sin miedo. En plena oscuridad pero con la luz de las estrellas se dispuso a confiar en la dirección del viento y en la guía certera de los mayores, que tienen siglos en esto. Juntos llegarían mas fácil a destino. Juntos.

Textos e ilustración: Rosaelena Albornoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tus comentarios!