domingo, 17 de marzo de 2013

Alberto Porta : Pajareando y fotografiando aves por los senderos del Zulia


   "La fotografía de aves requiere condiciones que no son favorables andando en grupo. En realidad me gusta salir solo y si voy en grupo siempre me alejo! Yo suelo pasarme mucho tiempo camuflado esperando ver lo que quiero fotografiar. Soy muy selectivo. Llevo objetivos específicos de fotografía y me preparo con anticipación para lograrlo. Cuando voy a una zona, me hago con la lista de las aves de esa zona y averiguo cuál es la mas rara o la mas difícil de ver y establezco como objetivo una o dos aves. A esas que quiero fotografiar me informo sobre su alimentación y les llevo incluso comida si puedo. Me informo de su canto y me llevo la grabadora con ese canto. Me informo del tipo de árboles que suele frecuentar y los ubico en la zona...y así cualquier detalle que me sirva para encontrarlo".

Alberto Porta, aficionado a la fotografìa desde niño, contribuye con sus fotos de aves al Grupo "Aves de Venezuela" (http://www.facebook.com/groups/avesdevenezuela). Es profesor (jubilado) de  matemática de la Universidad Nacional Experimental Rafael Maria Baralt.

¿Desde cuando la fotografía? 
Yo fotografío desde que pude comprar mi primer equipo reflex analógico con muy variados lentes. Pero por cuestiones de trabajo sólo lo usaba en mis vacaciones y con cuidado porque había que pagar mucho dinero por el rollo, el revelado y las copias; y fotografiaba cualquier cosa que fuese en mi consideración hermosa o extraña. Desde amaneceres hasta flores y desde iglesias hasta manos trabajando. Fue hace dos años que compre mi primer equipo digital y desde entonces me dedico a pajarear principalmente.


¿Como fue el encuentro con este colibrí anteado (Leucippus fallax) en Falcón y el endémico Telegrafista Castaño?
Esta foto del colibrí fue tomada en el bosque xerófito aledaño a las ruinas de la emisora La Voz de Venezuela, unos ocho kilómetros antes de llegar al Cabo San Román en la Península de Paraguaná en el Estado Falcon. Estaba comenzando a adentrarme solo, en ese bosque tupido de cardones, tunas, cujies, supies y otras especies casi todas espinosas que te hacen caminar contorsionándote. Cuando a lo lejos divisé el colibrí sobre la copa de un enorme cardón alimentándose de un "dato" (así llaman al fruto del cardón). Fue una visión fugaz porque los colibries no suelen estar mucho tiempo en un mismo sitio. Me acerque como pude y con bastante esfuerzo a un cardón contiguo a mi escenario. Allí me agaché y me pegue a ese cardón (los cardones en su base no suelen tener espinas) y con la cámara apoyada en él, enfoqué el dato que veía comido en la foto. Así estuve detenido mirando por el visor por espacio de unos quince minutos, sin moverme hasta que el colibrí apareció de nuevo. Fue fugaz y violento y solo me permitió tomar tres fotos a pesar de que tenia mi cámara en modo de disparo de ráfaga. Este es el resultado de esa espera. Así pasó con mi ultima experiencia y la fotografía del Telegrafista Castaño (Picumnus cinnamomeus) (Chestnut Piculet), fotografía tomada en la Mina en el Municipio Miranda del Estado Zulia y endémico del Zulia. 

Organizando la información, proyectos de libros 
Llevo un archivo de mis aves y los lugares que visito. Uno de mis proyectos lleva por titulo algo asi como "Pajareando por los senderos del Zulia. Ese proyecto intenta describir los lugares y mis rutas de observación de aves en el Estado. Aun me faltan muchos lugares por recorrer y ahora se me hará mas difícil hacerlo -posiblemente me mude al Estado Carabobo- pero aún no lo descarto porque aun pienso recorrerlos solo que ahora me tomara algo mas de tiempo. Con mi amigo Lermith Torres con el cual salgo a menudo a hacer fotografía de aves en el Zulia pretendemos publicar algún día, un reporte sobre las aves de la Reserva de Fauna y Pesca de La Ciénaga de los Olivitos y porqué no también, sobre las aves de este Municipio Miranda.


Pajarear en El Zulia
En el Zulia se trabaja casi siempre con temperaturas superiores a los 35° salvo que estes metido en algun bosque de galería o en algún cerro alto pero por lo general los ambientes son xerófitos o de cienaga y hay temperaturas hasta incluso de 40° que empeora con la sensación térmica que por la humedad pueden ser superiores. Me gusta salir temprano a pajarear pero no es hasta después de las 8 que alcanzas a tener luz buena para fotografiar y mas tarde incluso si estas metido en selva. Como comentario adicional te cuento que ya hice mi primer pajareo nocturno en Campo Boscán. 

En el estado Zulia cada espacio natural tiene sus particularidades y sus ambientes muy distintos entre si. Desde la bastante inexplorada Sierra de Perijá a la desértica Guajira, o desde el pie de monte andino del lado zuliano hasta la grandes ciénagas del Estado como la de los Olivitos o la de Juan Manuel de Aguas Claras en la desembocadura del Catatumbo. Escenarios todos ellos distintos y muchas veces excluyentes en cuanto a aves. 

Preferencia por algún ave, próximos viajes
De Venezuela me falta mucho por recorrer pero sin duda todos los Parques Nacionales son especiales y buenos para pajarear. No tengo ninguna atracción especial por algún ave o alguna familia de aves. Me atrae ver cualquiera que nunca haya visto. Eso ya es espectacular para mi y todas son maravillosas. A veces pienso que lo que es común en un lado no lo es en otro. Yo jamás he visto algo tan común como una guacharaca en libertad!.. pero así mismo puedes preguntar cuantas personas han visto un loro negro y yo te respondería que soy uno de ellos! 
Mi próxima expedición la he llamado Campanero. Voy a la Sierra de San Luis en Falcón a tratar de fotografiar al Campanero Herrero! aun no tengo la foto pero si la preparación para encontrarlo. Días después estaré en el Henri Pittier buscando fotografiar al quetzal dorado.


¿De dónde la inclinación por la naturaleza y sus  aves, por qué este gusto?
Soy nieto de marinero e hijo de marinero. Nací en un pueblito de Galicia llamado Cariño y hasta mis 17 años que llegue a Venezuela viví allí criado por mis abuelos maternos y en particular mi abuelo que me enseño a amar el mar. Fue una vida de mucha libertad y mucha naturaleza. Luego me vine a este país a estudiar y trabajar hasta hace dos años que me jubilé y ahora intento conseguir ese espíritu de libertad de entonces que siempre estuvo conmigo. Las aves representan de muchas maneras ese espíritu de libertad...! 

Entrevista, edición y montaje: Rosaelena Albornoz 
Fotografías colaboración de Alberto Porta y Lermith Vargas. 

© SiempreVerde Venezuela 2013