martes, 25 de septiembre de 2012

Anthony Crease. Del hobbie al estudio de las aves

Anthony Crease llegó a Venezuela hace 35 años proveniente del Reino Unido. Crece en Gales y allí fueron sus comienzos en esto de observar pájaros. Sorprende cómo de su pasión de observar aves, pasó a la publicación en revistas científicas arbitradas. Tiene un perfil como persona y profesional, que lo llevaron naturalmente a ello. Tony es un hombre metódico, analítico (es ingeniero mecánico) y muy observador. No podía quedarse en el hobbie de observar aves y por ello su pase al estudio de las aves, era lo más lógico en una etapa de su vida, su jubilación, donde nace frente a el la oportunidad de estudiar la aves venezolanas con profundidad y dedicación.


Sus comienzos, su formación
Es en Gales, donde Tony Crease, comienza a tener interés por la aves. Cuando era niño, se documentaba de las aves que existían con unos libritos llamados I-Spy cuya traducción sería algo como “Yo espío ” libritos que mostraban los principales pájaros del país y que le permitían “marcar” los que ya había visto. Tenían mas o menos como 80 páginas con 3 pájaros por página. En Gales y en este ambiente, vive hasta los 16 años. Luego su familia se traslada a Londres, donde ya comienza la universidad, sus estudios y no ve muchas aves en ese período. Observaba las aves esporádicamente.
Tony y su esposa Rita observando aves

Viaje a Venezuela

Rita
 Para el año 1979, antes de venir por una oferta laboral en  Venezuela, visitó el mejor Bookshop que había en Londres buscando información sobre nuestro país y se encontró con la Guía de Aves de Venezuela, de Phelps, que no tenía mucho tiempo de haber salido impresa, que le pareció un libro bellísimo y lo compró. Una vez aquí, sus compromisos laborales no lo daban oportunidad de salir a ver aves. Tenía muy poco tiempo, sumado a sus compromisos familiares. En Venezuela tiene la fortuna de conocer a su actual esposa y compañera, Rita con quién forma familia. Es entonces en la  petrolera dada la especialidad que tenía Tony , que le consultan sobre un experto en su área y Tony sugiere el nombre de uno de sus profesores en Inglaterra, también pajarólogo J. Denis Summers Smith, quién además es experto en Sparrows, y quién ya había publicado libros varios en sus especialidad (gorriones). Las visitas eventuales de entrenamiento de su profesor para formar empleados de la industria petrolera le permitieron a Tony atender a su amigo y profesor con lo que a esta persona le gustaba más, ver aves! Asi fueron combinado las visitas de trabajos con eventuales fines de semana pajareros donde Tony fue conociendo nuestras aves, nuestros pájaros.

La jubilación. Una oportunidad de profundizar en las aves
Ya desde el año 1982 Tony observaba las aves, pero es realmente con su jubilación y retirado definitivamente en el Paují, Estado Bolívar donde de forma dedicada, intensa y extensa profundiza en su estudio de las aves. En las vacaciones Tony se trasladaba hacia El Pauji, donde se dedicaba a observar las aves y donde fue acumulado experiencia de campo invalorable para hacerse un conocedor experimentado. Para Tony los sitios de pajareo que ningún observador de aves debe dejar de visitar en Venezuela son Perijá, Táchira, Falcón, Los Llanos, el litoral, toda la Cordillera de la Costa, Anzoátegui, Puerto La Cruz hacia el este, hacia el Estado Sucre. Paria y su península, Maturín específicamente Caño Colorado, Caripe, San José de Buja y al Sur del Orinoco, Amazonas, Río Caura, Sierra de Imataca, Sierra de Lema, Gran Sabana y El Paují estas últimas en el Estado Bolívar, donde Tony ha acumulado conocimiento y estudio de las aves.

Las publicaciones científicas. El estudio de las aves
Tony detectó 142 especies de aves fuera de los rangos de distribución tanto geográficos como altitudinales que comenzó a detectar en toda la zona del Paují. Por ejemplo una especie de aves como la Olive Oropendola (Conoto Pico encarnado-Psarocolius yuracares) que estaba registrada sólo en el noroeste del estado a hasta los 200 msnm,  resulta que también se puede ver hasta 800 msnm, ahí mismo cerquita de Paují en  el camino de Uaiparú, es es decir a cerca 600 km de las observaciones anteriores y a mucho mayor elevacion esto no estaba registrado! y asi como esta especie, Anthony descubre nuevos rangos y distribuciones para 141 especies más. Esto suma una contribución a nuestro conocimiento científico de las aves en el país. Su estudio de 8 años de registros, le permitió escribir el paper que sometió al jurado de la revista Cotinga, quién finalmente luego de cuatro años, publicó en su revista anual. El articulo para los mas interesados se llama Avian range extensions from the southern headwaters of the rio Caroní, Gran Sabana, Bolívar. Cotinga 31 (2009): 5-19.

Posteriormente un estudio tan interesante como el primero consistió en el registro del Roraima Nightjar, Aguaitacamino de los Tepui o Caprimulgus whitelyi en El Paují, registro nuevo para la zona, así como el monitoreo de la evolución de la fase de nidación que realizan conjuntamente ambos padres, hasta el momento del nacimiento. Tony tuve la fortuna de monitorear dos años seguidos esta nidación. Las fotografías elocuentes muestran la evolución de un solo huevo en volatón de 37 días de nacidos, cuyas fotos compartió cortésmente Tony y que fueron publicadas algunas de ellas  en estudio científico denominado First breeding data for Roraiman Nigthjar Caprimulgus whitelyi from south east Venezuela by Anthony Crease, Bull. B.O.C. 2009 129 (2).

Aguaitacamino de los Tepui  Macho (© Tony Crease)

Aguaitcamino de los Tepui Macho con huevo (© Tony Crease)

Aguaitacamino de los Tepui, Hembra (© Tony Crease)

Aguaitcamino de los Tepuis, polluelo (© Tony Crease)

Aguaitacamino de los Tepui, Macho con Polluelo 11 días nacido (© Tony Crease)


Polluelo volantón 37 días de nacido (© Tony Crease)

Observación de aves en el Paují
Para quiénes visiten al Paují, observar aves allí es maravilloso. Es probable que puedan compartir con Tony, quien hace de cada salida de observación de aves una salida al aire libre de contemplación, estudio, tranquilidad y dedicación a las aves. Eso si….preparense para pajarear durante muchas horas !....con Tony se pajarea seriamente…y las jornadas no bajan de 12 horas ¡!....Si Tony no puede hay otro experto en acción en la zona que es Ivan Tepedino. Este ultimo conoce tanto las aves de Bolívar como el mismo Tony y es amigo de Tony de salidas de observación en todo Paují. Si de alojarse se trata en Pauj…Marcos y Elba, hijos de Tony pueden darles opción de alojamiento y comida a precios justos y solidarios ! Si desean mas información sobre cómo pajarear en El Paují, o sobre los estudios realizados por Tony escriban a trcrease@gmail.com o a Ivan Tepedino al email Ivan Tepedino ivantepui222@yahoo.com





Textos:
Rosaelena Albornoz

Fotografías cortesía de Anthony Crease (Aguaitacamino de Roraima) y Rosaelena Albornoz

Twitter: @rosaelen, @ysiempreverde

Facebook: Rosaelena Albornoz

Email siempreverdevenezuela:  siempreverde.venezuela@gmail.com

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Maestros del aire


Gabanes, Laguna de Unare, Venezuela

Si ha tenido la oportunidad de ver volar a los Gabanes Huesitos o Wood Stork (Mycteria americana) en los llanos o en la laguna de Unare en el Estado Anzoátegui, y comparar el vuelo de estos con el vuelo de un Oripopo o Turkey Vulture (Cathartes aura) pueda que concluya que ambas especies tienen parecidos. Pero no sólo en el vuelo grupal o gregario utilizando termales los vincula. También tienen parecidos en el aspecto físico. Tienen ambos una piel arrugadita sin plumas en la cabeza y aunque uno se alimenta de carroña y carne en descomposición y el otro se alimenta de pequeños peces, ranas, culebras e invertebrados varios, fueron emparentados tras estudios de DNA en el año 1996 y se concluyó que los Oripopos no eran rapaces y que debían estar dentro de la familia de las Cigueñas o Gabanes Huesitos con los que conservaba mas similitudes. De hecho, los Oripopos, posee vestigios de membranas entre los dedos del pie, que sugiere que alguna vez tuvieron sus patas mucho tiempo metidas en estanques enlodados o de barros, como sus parientes los Gabanes.

Oripopo, Laguna de Unare, Venezuela

Cómo vuelan y cuan alto
Pocas personas expresan que el Oripopo o el Gabán,  sean sus aves favoritas -son mas bien feas- pero su vuelo tiene un  toque magico! Los Oripopos son maestros del aire junto con los Gabanes.  El Oripopo planea con las alas en forma de "V" (diedro) y frecuentemente se balancea de manera que parece borracho. Utiliza la ayuda de las termales para su vuelo. Se le ha visto en el Altiplano boliviano volar hasta una altura de 4 300 m, aunque usualmente se mantiene desde el nivel del mar hasta los 2 500 m de elevación. Los Gabanes vuelan alto, describiendo círculos, sin dar aletazos, llevando el cuello y los patas extendidos por completo. Se documenta que vuelan desde el nivel del mar hasta los 800 metros de altura y de igual forma utiliza las termales para su gracioso vuelo. Una condición de vuelo que sea favorecedor optimiza el gasto de energía con un bajo esfuerzo por parte del ave.

Que revelaron los estudios de ADN
Los estudios de ADN del año 1996 llegaron a confirmar lo que se sospechaba: los Oripopos eran parientes de las las Cigueñas, no obstante se desecha este hallazgo para el año 2004 concluyendo que el movimiento fue un error, y por lo tanto la reasignación de la familia todavía no esta totalmente resuelto, quedando hasta los momentos clasificado como miembro de la familia Cathartidae.

Textos: Rosaelena Albornoz
Fotografías: Edgloris Marys

Todos los derechos reservados.Prohibida la reproducción total o parcial del contenido del blog SiempreVerdeVenezuela sin previa autorización de sus autores.

Fuentes:
DNA sequence support for a close phylogenetic relationship between some storks and New World vultures, Pro. Nat Acad. Sci, USA Vol 91, pp 5173-5177,May 1994, Evolution