martes, 31 de julio de 2012

Las abejas desaparecen



Eulaema cingulata

 Albert Einstein dijo "el día que desaparezcan las abejas no tardaremos en hacerlo los humanos" porque sin abejas no se puede realizar la polinización de muchísimas especies vegetales con lo que desaparecerían los alimentos, los animales y siguiendo toda la cadena trófica... el hombre.

 Las abejas están desapareciendo, a un ritmo alarmante.  En países como EEUU o España han visto como el número de abejas por colmena ha ido cayendo, llegando a alcanzar cifras  de mortandad del 80%. Los apicultores son los primeros (además de los biólogos y naturalistas) que han visto como el número de abejas por colmena ha ido cayendo.

 Aunque hay muchos estudiosos tratando de averiguar los motivos o posibles causas del porque las abejas están desapareciendo parecen ser un conjunto de circunstancias: el abuso de pesticidas, fungicidas y herbicidas que se aplican a los cultivos y fundamentalmente los estudios indican que son los teléfonos celulares y sus  antenas de repetidoras los causantes de esta desaparición.

 En Alemania se está estudiando la influencia negativa del grandísimo auge de este tipo de telefonía. Se sospecha que las ondas electromagnéticas de los celulares pueden interferir con el sistema de orientación de las abejas provocando que se desorienten y al no saber regresar a la colmena,  mueren de hambre y agotamiento. Según estudio de un de Daniel Favre del Instituto Federal de Tecnología Suiza, los experimentos le permitieron revelar que las abejas son sensibles al pulso electromagnético de los celulares al punto de costarles la vida. Cuando las abejas están recibiendo una señal de celular, porque dos personas están hablando, éstas se desorientan y todas comienzan a dar señales de alarma. Si el celular está cerca de la colmena no vuelven a ella y pueden morir.

 Según el investigador Favre, "los teléfonos celulares, tienen un impacto dramático en el comportamiento de las abejas, ya que inducen a las obreras a emitir masivamente la señal de alarma. En condiciones normales, ese zumbido anuncia que el enjambre se pone en marcha o es una señal inequívoca que indica algún problema en la colonia. La señal emitida por los celulares y las antenas de telefonía móvil podrían estar contribuyendo a la desaparición de las abejas en todo el mundo.


 Entre otras causas también se encuentran, enfermedades como la Barrosis (está afectando a las abejas de todo el mundo desde hace más de veinte años) y el agente patógeno Nosema Ceranae (ha llegado desde Asia) enfermedades que también provocan que las abejas estén desapareciendo. El cambio climático también afecta. El aumento general de la sequía y la desertización obligan también a trabajar más a las abejas para conseguir el alimento lo cual acorta considerablemente su vida. Los cultivos transgénicos también están bajo sospecha ya que estos organismos son nuevos en el reino vegetal.

Quizá el hecho de que las abejas estén desapareciendo sea causado por varios de estos factores pero urge encontrar la causa y aplicar las soluciones adecuadas.

¿Qué medidas se deberían de aplicar ?
Investigar las causas reales que están provocando la desaparición de las abejas. Si se trata de las antenas móviles y las ondas electromagnéticas de los teléfonos celulares , investigar como evitar que incidan sobre el sistema de orientación de las abejas. Si son determinados pesticidas, plaguicidas o herbicidas se deberían prohibir inmediatamente y ofrecer alternativas reales a los agricultores con productos más respetuosos con la naturaleza. Potenciar la agricultura ecológica ya que protege el Medio ambiente y no utiliza productos nocivos para las abejas ni para el resto de la fauna.

La acción polinizadora de las abejas significó para el año 2009, unos 153 billones de euros en la economía mundial, según un estudio de Gallei , por lo que se está intentando encontrar y revertir las causas del llamado síndrome de colapso de las colonias, que afecta tanto en la biodiversidad y a la economía.

Textos y fotografías: Rosaelena Albornoz.
Facebook; Rosaelena Albornoz
Vía Twitter @rosaelen y @ysiempreverde

Fuentes:

martes, 24 de julio de 2012

Alas de mariposas




La gente siempre se ha maravillado con los colores, estampados y diseños en las alas de las mariposas. Muchas de las mariposas tienen diseños para protegerse de otros insectos -sus predadores principales-, además de  aves, lagartijas, monos, etc. Por lo general pasamos por alto estas características emblemáticas. Si nos fijamos en ellas, sus detalles revelan  imágenes sorprendentes.  Hay rasgos de ojos de lechuza, cabezas de serpientes, lagartijas, avispas, escorpiones, pico de las aves y plumas. Muchas mariposas tienen extrañas combinaciones de imágenes en sus alas que llevan a la comparación con las obras de arte de los surrealistas, como Magritte y Dalí. Su belleza nos confunde y sorprende. Sus detalles son símbolos arquetípicos. Durante milenios, se han incorporado en las mitologías y se transforman en las diosas madres de muchas culturas de los hombres del Paleolítico a los antiguos griegos, los egipcios y los aztecas.



La fotografía tomada en un jardín en la Guarita en Caracas, es la especie Nica flavica canthara, de la  familia Nimphalidae, que conforman el gremio de mariposas frugivoras. Vuelan cercanas al piso y no más alla de los 6 metros. Pueden verse hasta los 2200 msnm. Es común en jardines de Caracas que estén rodeados de pequeños parches de bosque o en bosques primarios y semideciduos. Es una mariposa pequeña, muy colororida entre naranja y amarillo con ojos pequeños en sus alas. Bella! Esta mariposa posó lo suficiente para tener esta foto. Agradecida !
___________________________________________________________________________
Textos y fotografías: Rosaelena Albornoz / twitter @rosaelen   Facebook:  Rosaelena Albornoz
Twitter @ysiempreverde
Fuentes:
The butteflies of Venezuela Part 1 Nymphalidae, Meridian Publications, 1996, Andrew Neild
http://www.butterfliesofamerica.com/.
Facebook: Grupo Artropodos de Venezuela

domingo, 22 de julio de 2012

Una visita inesperada


   La ventanas de nuestra cocina se han convertido en sitio de reunión de pájaros. Concurren allí "cebados" por frutas y semillas que dejamos a su disposición. Ni mi esposa y yo tenemos conocimiento alguno sobre aves, tan sólo nos hemos dejado llevar por lo que ellos nos han enseñado. Las dos fotos anexas muestran a un nuevo visitante. Nunca antes había venido por estos predios. La persiana estaba bastante baja y no sabíamos si al subirla se iría. Pero ni se inmutó. Fue como subir el telón y comenzar la función. Él, impertérrito del lado de afuera y nosotros con nerviosismo buscando la cámara sin hacer ruido o movimientos bruscos. Pero creo que nada le importaba... los asustados eran el par de seres humanos en pijamas. La persiana se encontraba baja y él miraba hacia un lado. Guardamos cautela para no asustarlo. Me atreví a subir la persiana y se volvió hacia nosotros... se quedó observándonos, ¡como si nada! 
   No me atreví a abrir las ventanas. Mantuve el vidrio entre él y nosotros (esa mirada era para tomarse con cautela la situación). En varias oportunidades hizo algunos "estiramientos" de sus patas y alas (una a la vez) y meneaba, de vez en cuando, su cabeza. No parecía intimidado en lo más mínimo. De hecho las fotos las tomé a centímetros de él (detrás del vidrio, por supuesto). Vivo en el piso 15, Urbanización El Cigarral, Municipio El Hatillo. Este halcón ha venido en una sola oportunidad. Me encontraba sentado en la cocina (cerca de las 7:00 AM) cuando mi al esposa, al entrar, se dió cuenta que este no era un habitué de nuestra ventana.


   Lo de los pájaros se me ha dado de forma natural. Hemos tenido turpiales (muy pocas veces) y una vez un zamuro (creo que tuvo un mal aterrizaje y cayó por aquí)... casi me provoca un infarto. Nos han visitado palomas, tortolitas, azulejos y... unos chiquitos (¿reinitas?) que son sumamente atrevidos; se meten dentro y buscan migas por toda la cocina aún con nosotros muy cerca. Entran y salen con mucha habilidad. Las tortolitas son torpes, se asustan al vernos de improviso. Algunas de ellas han dormido dentro del apartamento por no saber escapar. Hay otros de regular y diaria visita, son de color amarillo-verdoso, de pico puntiagudo; ellos, juntos a los azulejos, reciben una buena ración semanal de cambures. Los fruteros van vienen durante todo el día. El resto se alimenta con alpiste y semillas que compramos en los automercados. Éste sábado y domingo observamos los halcones (son cuatro). Durante el día estuvieron en las antenas de dos edificios ubicados frente al nuestro. Me levanto muy temprano (5:00 AM) y a esa hora todavía no están posados en su sitios de guardia. Pasan horas allí sin moverse (realizan, eso sí, sus ejercicios de patas y alas). Entre 3:00 y 4:00 PM empezaron a volar entre los edificios (en parejas). Volvían a las antenas para, de repente, desaparecer de nuestra vista.

Textos y fotografía: © Conchita y Domingo Subero 
Si desea reproducir el contenido, solicite autorización a siempreverde.venezuela@gmail.com
Twitter: @ysiempreverde

sábado, 14 de julio de 2012

The Decisive Moment

"El Momento Decisivo" es una frase acuñada por el francés Henri Cartier-Bresson, uno de los mas grandes fotógrafos de todos los tiempos. Define la captura de ese momento magico, esa fracción de segundo en el que los diferentes elementos que componen la imagen, comunican el hecho que se esta desarrollando de una forma creativa y organizada. "El momento!", dijo Cartier-Bresson, "una vez que lo pierdes, se ha ido para siempre." Lo mismo aplica para la fotografía de naturaleza. Esperar por ese momento puede significar la diferencia entre una fotografía mas, y otra que perdure en la memoria colectiva.
Una mañana de Julio, note desde mi balcon -cerca del comedero- un ave roja que no habia visto nunca.  Baje al jardin camara en mano, y me escondi detras de mi "hide": una frondosa mata de cayenas. Ya el ave se había movido de la rama inicial, y me sente a esperar a que volviera. Mientras respiraba ese aroma maravilloso de la tierra recién mojada por la lluvia, y le agradecia a Dios por vivir en un sitio tan privilegiado y hermoso, escuche unos chillidos repetidos, fuertes, provenientes del comedero. Allí estaban: una madre con su pichón que pedia comida! Muy conmovida por ese espectáculo unico que se ofrecía ante mis ojos, asome mi lente entre la cayena y pude hacer varias tomas de la madre comiendo trozos de cambur y alimentando posteriormente a su cria. Deje el dedo pegado en el disparador, y obtuve una secuencia de fotos del "food pass" un instante en el ciclo de vida de estas aves.
La experta en aves, Rosa Elena Albornoz, no dudo ni un momento en decirme que el ave roja era un Cardenal avispero macho (Piranga flava, Hepatic tanager). Y estas hermosas criaturas amarillas de la foto eran su pareja y su cria. Seguro el macho les aviso que había bastante alimento y las trajo al comedero. 
Toma mucho tiempo, paciencia y practica anticipar el momento decisivo, cuando la tensión alcanza su pico máximo. Pero la recompensa es enorme!
______________________________________________________
Fotografias y Textos: Edgloris Marys
Canon Rebel 2Ti, Canon 100-400 mm @400, 1/800 sec, f/5.7

jueves, 5 de julio de 2012

Lecciones de amor de las Tortolitas rojizas




   Observar las tortolitas rojizas nos puede enseñar lecciones sencillas de fraternidad, compromiso y amor.
   La ventana del cuarto del apartamento donde vive mi mamá, tiene un comedero improvisado. Un platico chiquito con arroz picado que es visitado por esta pareja, que van y vienen juntos, o llegan de forma separada, para juntarse nuevamente en el comedero. Las hemos nombrado cariñosamente “ hueveticas” . Cuando vemos al macho, más atrás viene la hembra. Pero eso si. Fieramente no dejan a otra ave entrar al comedero si están juntos. Juntos comen, juntos admiran la calle y el panorama desde esta ventana. Pican el arroz juntos y conversan con arrullos susurrantes. En un mínimo espacio. Sus votos de unión son mas serios y consolidados que en nosotros los humanos. Su unión dura toda la vida. Sólo la muerte los separa.


Las culturas de muchos países reconocen la constancia y la delicadeza de estas aves asociadas con el amor y la paz. Los antiguos griegos y romanos hacen honor a la paloma como símbolo de amor. Era el pájaro sagrado de Afrodita y Venus, sus diosas del amor. Para los chinos, japoneses e hindúes, la paloma simboliza la paz.
   Esta pareja se siente incómoda si hacemos mucha bulla, son asustadizas y se van muy rápido si nos movemos de forma brusca. Las palomas parecen contentarse con una vida sencilla .
   Desde el Antiguo Testamento al Nuevo Testamento en la Biblia, la paloma apareció como un mensajero de buenas noticias. Una paloma entregó un ramo de olivo a Noé para marcar el final de la gran inundación y para mostrar que la paz había sido restaurada entre Dios y el hombre. A partir de ese evento, la paloma y la rama de olivo se convirtió en símbolo de la paz y la reconciliación.



   Una paloma se apareció en sueños a los padres de María antes de su nacimiento para hacerles saber el importante papel que podría desempeñar en la historia religiosa como la madre de Cristo. Una paloma fue la señal para José de que María se convertiría en su esposa. La leyenda dice que las palomas arrullaron a Jesús para calmarlo y dormir en el establo de Belén y para la bendición ritual del niño, José llevó dos palomas blancas como una ofrenda a los sacerdotes.
   En el bautismo de Cristo, el Espíritu de Dios descendió de los cielos como una paloma y las palomas se presentaron en la resurrección de Cristo como símbolos del amor y la paz en su vida. A lo largo vivo de Cristo, las palomas le rodeaban con su belleza y dulzura.
   Para mi madre es así, esta pareja acompaña sus horas de tejido de forma calmada y su presencia es vida, alegría. Esta pareja de tortolitas rojizas, tan pequeñas, tan frágiles son la compañía de mi mamá y así ella me lo expresa. Esta pareja ofrece más que una experiencia de observación de aves y de entretenimiento. Los humanos tenemos mucho que aprender de nuestros amigos los pájaros: la constancia, el compañerismo la armonía y la confraternidad.



Textos y fotografías: Rosaelena Albornoz
twitter @rosaelen, Facebook: Rosaelena Albornoz


Puede reproducir este material con muchisimo gusto, previa solicitud a los autores siempreverde.venezuela@gmail.com

domingo, 1 de julio de 2012

Mariposas como indicadores del ambiente

En los ecosistemas tropicales las poblaciones de animales se ven seriamente afectadas a causa del vertiginoso avance de la deforestación y se genera la extinción de gran cantidad de recursos naturales incluyendo especies de insectos.

Los estudios de diversidad de insectos estiman que la riqueza del grupo se encuentra entre los 5 y 30 millones de especies en todo el mundo. Se estima que cerca de la tercera parte de los insectos del mundo se encuentra en el Neotrópico especialmente en Perú, Colombia y Brasil, razón atribuída a que en esta zona del planeta existe gran variedad de ecosistemas gracias a diferencias topográficas que favorecen el aislamiento de las poblaciones y aumentan el grado de endemismo de las especies.



Las mariposas tiene estrecha relación con las plantas de las que se alimentan, son extremadamente sensibles a las cambios climáticos y los estudios demuestras que su diversidad disminuye hacia las zonas de mayor altitud. La tendencia es disminuir la riqueza con el aumento de la altitud. Mayor es su presencian entre los 600 y 1.400 msnm, con una fuerte reducción de la riqueza entre los 1.500 y 1.800 msnm.



Esta foto tomada en el Refugio de No te Apures en el Parque Nacional El Avila. Es una mariposa del género Cybdelis (Cybdelis mnasylus Doubleday, [1848]) perteneciente a la familia Nymphalidae, que es la familia con más especies de mariposas en todo el mundo (5.000 aproximadamente). Cydelis mnasylus es una de las cuatro especies que existen en Venezuela. Son todas mariposas que poseen notorios “spots” blancos en sus alas. Vuelan de medianas a altas elevaciones (No te Apures esta a 1.700 msnm). Son mariposas usualmente solitarias (aunque el día que la ví habían muchas!) y presentes usualmente en regiones montañosas asociados a bosques con crecimientos secundario,  primario o claros. Los estudios y sus registros indican que estan presenten hasta los 2.000 msnm.



Textos y fotografía: Rosa Elena Albornoz

Twitter, @rosaelen y en Facebook Rosaelena Albornoz

Fuentes:
Artículo - Comunidad de mariposas diurnas (Lepidoptera:Rhopalocera) en un gradiente altitudinal del cañón del río Combeima-Tolima, Colombia. Camero-R, Calderón.Acta biol. Colomb., Vol. 12 No. 2, 2007 95 – 110

The Butterflies of Venezuela,Meridian, Andrew Neild , 1996, Meridian Publications, ISBN 978-0-9527657-0-7

Grupo Arthropodos de Venezuela en Facebook