domingo, 8 de mayo de 2011

Etica del aficionado a las aves para ver las nidaciones del mes de Mayo



En Venezuela generalmente con el mes de mayo llegan las aguas, las lluvias y con ello los insectos.  Las aves y los anfibios cantan como celebrando la llegada de la vida. En este mes y durante el próximo bimestre, ocurrirá la mayor cantidad de nidaciones en casi todos los ecosistemas representativos del trópico. Y le ocurrirá que por muchos de los ambientes verdes, donde esté caminando se encontrará a un ave incubando, anidando, buscando para construir su nido. Le ocurrirá también la tentación de quedarse viendo el nido. Y esta parte de la privacidad del ave, quiero comentarles. En Reino Unido por ejemplo, hay leyes para regular la perturbación de la nidación por parte de los ciudadanos porque definitivamente es un momento vulnerable. Considero que las aves deben tener sus derechos a la privacidad de tal momento.  Ayer me encontré que bajando de una de las rutas de Sabas Nieves, en el Parque Nacional el Avila, estaba incubando una paraulata montañera, y pude observar, sin que ella se diera cuenta, tras escondite de un árbol, cómo calentaba sus huevos. Se paraba y miraba debajo de sí. Se volvía a colocar y cerraba sus ojos en máxima concentración. Y ese momento es privado del ave. Hay normas básicas que seguir para no molestar en este momento.


American Birding Association indica que un principio máximo de ética de aquel que se considere un buen observador de aves es evitar estresar a las aves teniendo precaución con la toma de fotografías, la grabación de sonidos o la filmación…(dígame los fotógrafos que dejan ciegos a las aves con su flashes…). Así mismo deberá mantenerse alejados de los nidos y de las colonias de migración. En tales áreas sensibles de existir una necesidad de prolongar el período de tomar fotografías, deberá hacerlos con un escondite, cobertura vegetal o blind. Evite bajo toda costa perturbar al ave y este momento…Pongase en el lugar del ave….!

El Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell en su guía Nest Monitoring Manual, sugiere que la aproximación al nido deberá ser muy cuidadosa con mínima perturbación. No manipular el nido, respetando la privacidad del ave. No dejar rastros de accesos directos al nido, etc. En fin…dejemos a las aves anidar en la privacidad de su entorno natural. Ya bastante tienen que luchar con los depredadores naturales para nosotros también molestarlos !

Fuentes:
Textos: Rosa Elena Albornoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tus comentarios!